Duración de lectura 2 minutos

El síndrome de Osgood Schlatter está relacionado principalmente con el crecimiento del niño y sus actividades deportivas. Normalmente este problema se presenta con una lesión en el cartílago de crecimiento, en la parte superior de la tibia, específicamente debajo de la rodilla, denominada de diferentes maneras como: “espina tibial anterior”, “epífisis por tracción”, “apofisitis de la tuberosidad anterior de la tibia”, “osteocondriosis de la tuberosidad tibial” y “enfermedad de OsgoodSchlatter”.

Este problema aparece cuando se hacen movimientos bruscos repetitivos en la rodilla y el dolor suele confundirse con “dolores de crecimiento”, pero no es así, el síndrome se ejerce en la zona del cartílago donde están los huesos inmaduros, lo cual provoca un dolor en los músculos y no en las articulaciones, esto normalmente se expone en niños y adolescentes que practican actividades deportivas donde involucren correr, saltar o realizar cambios rápidos de dirección con la rodilla.

Causas

Algunas de las causas son las actividades deportivas, ya que al momento de realizar mucho esfuerzo con la rodilla puede provocar que el tendón que conecta con la tibia y rotula, tire del cartílago de crecimiento provocando la enfermedad de Osgood-Schlatter.

Este padecimiento también puede ser causado cuando el paciente ya tiene una lesión en la rodilla y la sobrecarga en la zona impide el desarrollo completo de ella.

Otra de las causas más comunes es cuando el adolescente utiliza frecuentemente los cuádriceps en las actividades deportivas durante su desarrollo personal, la zona puede resultar irritada, hinchada y con dolor.

¿Cómo tratar la enfermedad de Osgood-Schlatter?

La enfermedad de Osgood-Schlatter desaparece cuando el niño o adolescente deja de crecer, en general entre los 14 o 18 años y no causa problemas a largo plazo.

Una forma para evitar o tratar esta enfermedad además de acudir al médico especialista es limitar las actividades que causan el síndrome, ya que esto puede ayudar a calmar el dolor y prevenir otras enfermedades.

También es recomendado realizar fisioterapia para mantener los músculos fuertes y flexibles, o bien, utilizar alguna compresa frío-caliente y optar por productos ortopédicos para el área afectada.

Te recomendamos:

Deje un comentario