Duración de lectura 2 minutos

La finalidad del vendaje neuromuscular o bien como lo manejamos nosotros el Tape Kinesiológico complementa los tratamientos convencionales que usan principalmente los deportistas pero también es apto para cualquier persona independientemente de su edad y género.

Los beneficios que el vendaje ofrece son muy amplios, ya que se pueden utilizar para tratar múltiples patologías. El Tape Kinesiológico cuenta con un analgésico el cual consigue aliviar los dolores ya que la presión de sus receptores sensoriales ayuda a disminuir la molestia. Su diseño brinda una excelente movilidad después haber tenido una lesión gracias a su respuesta neuro-mecánica. Además previene retención de líquidos, mejora la circulación de la sangre, disminuye la inflamación y en algunos casos reduce un hematoma.

Una de las ventajas de este tratamiento es que los deportistas o pacientes pueden realizar cualquier actividad física sin ningún impedimento ya que su uso permite al usuario moverse de cualquier forma.

El Tape Kinesiológico corrige la mala postura y también aquellos posibles desequilibrios que tenga el paciente.

Uso del Tape Kinesiológico

Su uso es fácil y rápido. La primer aplicación debe ser adherida por un profesional que conozca la técnica, así el usuario podrá saber cómo aplicársela nuevamente en caso de ser necesario. El vendaje cae solo entre los 3 o 4 días al perder sus propiedades principales.

¿Por qué son de colores?

La única razón por la cual existen diferentes colores es por la cromoterapia, basado en la teoría de que cada color ejerce una influencia emocional en cada persona.

Aun así el vendaje tiene la misma fuerza y no importa el color que se elija para utilizar en el tratamiento.

Te recomendamos:

Deje un comentario