Duración de lectura 3 minutos

El dolor de espalda puede ser causado por múltiples causas y con diferentes grados de intensidad. Es una afección benigna y auto limitada que usualmente se origina por factores emocionales y sociales. Alrededor de un 80% de la población ha sufrido por este dolor. El problema de esta patología y su impacto en la población comúnmente son tratadas de diferentes maneras, las cuales pueden ayudar a los diferentes tipos de casos para beneficio del paciente, algunas de ellas son la intervención terapéutica, los productos ortopédicos, los fármacos y en el peor de los casos, la atención médica.

El dolor más frecuente (70%) explicado por los especialistas corresponde en la zona lumbar, diagnosticado por diferentes niveles de dolor tales como agudos, subagudos, cónicos y recurrentes.

El agudo sucede cuando el dolor dura menos de 6 semanas, el dolor subagudo dura alrededor de 3 meses, el crónico cuando la molestia se prolonga más de 3 meses y el recurrente sucede al producirse episodios de dolor sucesivos separados por periodos libres de síntomas con más de 3 meses de duración.

Si la crisis es recurrente por más de un año se puede considerar crónico y se suele diferenciar por tres tipos de dolor, los cuales son característicos de situaciones fisiopatológicas como:

  • El dolor mecánico, es el más habitual y el que se agudiza con el movimiento y disminuye cuando el usuario está en reposo.
  • El inflamatorio, no se desinflama reposando y en algunos casos empeora al dormir.
  • El neuropático, causado en la zona de nervios lesionados con síntomas como hormigueo o comezón y no cede con el reposo.

Tipos de dolor según el nivel de la columna vertebral

Cervical: localizada en la columna vertebral y puede esparcirse a hombros, brazos y espalda. Este problema es causado por el exceso de movilidad en la zona torticolis y su dolor es de tipo mecánico o dolor tipo inflamatorio si el usuario presenta artritis reumatoide, polimialgia reumática u otras patologías de columna vertebral.

Dorsal: problema causado normalmente por levantar peso, realizar un nuevo movimiento, por estar mucho tiempo sentado o acostado, dormir en una mala posición o superficie incómoda, usar una mochila inadecuada o la mala manipulación quiropráctica. Su dolor tipo mecánico se expande a lo largo de la costilla y causa un dolor muy prolongado con el movimiento e incluso con la inspiración profunda.

Lumbar: este dolor de espalda afecta principalmente a los pacientes jóvenes causada en la contractura de la musculatura lumbar provocado por malas posturas, estrés, actividades deportivas, o sobre esfuerzos. Su tipo de dolor generalmente es moderado uni o bilateral, de ritmo mecánico y sin irradiación.

Los dolores de espalda generalmente son provocadas por lesiones, alteraciones, o disfunciones de la columna vertebral que incluyen estructuras como el músculo-esquelético, y articulaciones, por lo tanta puede afectar la zona cervical, dorsal y lumbar.

La mayoría de los casos con esta patología, sea cual sea la zona de molestia, son de tipo mecánico y su pronóstico es bueno.

Conoce algunos consejos sobre cómo manejar el dolor de espalda:

  • Suspender actividades físicas o deportivas durante los primeros días. Ayuda a calmar el dolor y reducir inflamación.
  • Aplicar compresas frío-calor en la zona afectada. Usar frio durante las primeras 72 horas, después aplicar calor.
  • Dormir en posición fetal.
  • Evitar cargar cosas pesadas o malas posturas durante las primeras semanas.
  • Utilizar soportes para espalda. Esto evitará encorvar la espalda y calmar molestias.

Te recomendamos:

Faja Sacrolumbar

Deje un comentario