Duración de lectura 2 minutos

Las lesiones y problemas más ordinarios del tobillo son las torceduras y las fracturas. Si hablamos de torceduras o esguinces nos referimos a una lesión en los ligamentos. Estos pueden recuperarse completamente en algunas semanas o meses.

Las torceduras y las fracturas del tobillo son lesiones deportivas comunes.

El esguince en el tobillo se puede producir cuando se dobla el tobillo, se tuerce o se gira de una forma extraña, provocando estirar o desgarrar los ligamentos. También puede producirse cuando los ligamentos se estiran más allá de su anchura normal.

Los síntomas de un esguince de tobillo varían según la gravedad de la lesión. Así que es recomendable acudir al médico si el paciente siente dolor en el tobillo o si lo tiene hinchado.

Algunos de los signos para detectar un esguince de tobillo son:

  • Dolor en el tobillo (en especial cuando soportas el peso sobre el pie afectado)
  • Dolor ligero al tocar el tobillo
  • Hinchazón
  • Hematomas
  • Amplitud de movimiento limitada
  • Inestabilidad en el tobillo
  • Sonido o sensación de chasquido al momento de la lesión

Si los síntomas anteriores son intensos es muy posible que el paciente tenga un daño considerable en un ligamento o que se haya fracturado un hueso.

¿Cómo prevenir las lesiones o esguinces de tobillo?

Aunque la terapia, las medidas de cuidado personal, los analgésicos de venta libre y nuestros soportes para para el tobillo pueden ser suficientes, es importante que el paciente requiera una evaluación médica para descubrir el nivel de esguince que tiene y determinar el tratamiento adecuado.

Una de las tobilleras que ofrecemos para prevenir este tipo de lesiones durante las actividades deportivas es el Soporte para Tobillo con Cintas, el cual se utiliza como remplazo de vendaje por su elaborado diseño de nylon y vinilo con tiras metálicas para un mayor soporte.

Te recomendamos:

Deje un comentario