El dolor lumbar durante el embarazo es considerado una de las molestias más frecuentes ya que es provocado por las alteraciones hormonales que la mujer sufre principalmente después del tercer trimestre. 

Este factor hormonal tiene sus ventajas y desventajas porque generan que los ligamentos y las articulaciones se vuelvan más débiles, por consecuencia mucho más inestables para tener el cuerpo preparado al momento del parto; por otro lado, el dolor de espalda y cintura se producen mayormente molestos.

Características del dolor

La ubicación del dolor lumbar es en la zona sacra y glútea, descrito por algunos pacientes como una molestia profunda, aunque muchas veces el dolor puede variar de localización a través del tiempo, esta puede abarcar desde la región lumbar hasta la zona sacro. 

Se ha considerado que los dolores normalmente moderados abarcan un 50% de las embarazadas mientras que el dolor severo un 25% de las mujeres.

Recomendaciones para evitar dolores lumbares

Si el dolor que tiene la paciente es frecuente, con intensidad y se centra en la parte media de la espalda puede llegar a ser una complicación en los riñones o pulmones, por lo que es bueno tener cuidado y es recomendable acudir al médico, pero si el dolor de espalda abarca hasta los glúteos, en algunas ocasiones puede llegar a ser problemas de columna que ya se tenía anteriormente en el embarazo.

Las recomendaciones básicas para evitar dolor lumbar comúnmente conocida como una patología médica es evitar usar tacones o no levantar cosas pesadas. Un buen colchón también puede evitar molestias y ayudar a relajar el cuerpo al igual que una faja para maternidad.

Te recomendamos:

Deje un comentario