Duración de lectura 2 minutos

A lo largo de la vida promedio, nuestros pies nos ayudan a caminar aproximadamente 110,000 millas, equivalente a cuatro vueltas alrededor del mundo y esto es logrado gracias a su estructura anatómica la cual cuenta con 26 huesos, 33 articulaciones y más de 100 tendones, músculos y ligamentos, por ello, comúnmente pueden llegar a ser afectados por diferentes tipos de dolencias.

Cualquier lesión, uso excesivo o algún trastorno que cause inflamación en el pie afecta a los huesos, los ligamentos o tendones y esto puede causar pesadez.

La artritis es una causa frecuente del dolor de pie. La lesión en los nervios de los pies puede causar ardor intenso, entumecimiento u hormigueo (neuropatía periférica).

Otras dolencias más comunes en los pies también son:

  • Los juanetes
  • Los callos y durezas
  • Las verrugas plantares
  • Caída del arco: también conocido como pie plano
  • Tendinitis de Aquiles
  • Bursitis(inflamación de las articulaciones)
  • Neuropatía diabética(lesiones a los nervios provocadas por la diabetes)
  • Gota(artritis relacionada con el exceso de ácido úrico)
  • Fascitis plantar
  • Bursitis retrocarga
  • Artritis reumatoide(enfermedad inflamatoria de las articulaciones)
  • Tendinitis
  • Entre otras…

Usar zapatos inadecuados, la edad y el sobre peso suelen aumentar las posibilidades de tener estas patologías, afectando el estilo de vida en gran medida.

Las molestias en los pies no deberían preocuparnos, y más aún a medida que envejecemos, sin embargo, las personas con diabetes y enfermedades vasculares deben examinarse cuidadosamente el pie, evaluando la suficiencia vascular y la integridad neurológica por lo menos 2 veces por año y deben realizarse un autoexamen del pie por lo menos 1 vez al día.

“Los problemas de los pies afectan la calidad de vida, ya sea para salir por la noche o para jugar una ronda de golf”, señala Alan Bass, un podiatra de Nueva Jersey que también es representante de la American Podiatric Medical Association (APMA).

Cómo aliviar el dolor

La anatomía de los pies es tan compleja como delicada, por ello, hay muchos factores que puede “desestabilizarlos”, pero no existe un solo dolor de pies que pueda ser tratado con facilidad. Acudir a un especialista puede ayudar a identificar con exactitud cual es la parte del pie que causa molestias y así mismo diagnosticar a qué se debe y cómo aliviar el dolor.

Recomendaciones

  • Si pasas horas sentado, cada media hora levántate y haz levantamientos de talones alternos durante 2 minutos.
  • Si sueles estar de pie, siéntate cada 2 horas y masajea el pie deslizando los dedos de la mano hacia tobillos y talones.
  • Al final del día, sumerge los pies en agua hervida –déjala entibiar– con tomillo (un gran antiinflamatorio), sal o bicarbonato.

Esperamos que esta lectura haya sido de tu agrado.

Te recomendamos:

Deje un comentario