Duración de lectura 2 minutos

Para evitar que estas lesiones aparezcan se aconseja

  1. Cuidar los pies con el uso de zapatos adecuados.
  2. Usar de preferencia plantillas ortopédicas.
  3. Evitar actividades rudas que provoquen dolor.
  4. Usar medias ortopédicas o compresivas.
  5. Evitar permanecer mucho tiempo de pie.

Si lo anterior no funciona, por lo general, se procede con tratamiento quirúrgico.

Esperamos que esta información haya sido de tu agrado

Te recomendamos:

Deje un comentario